Birmania repatriará a 750.000 refugiados rohinyá

El embajador de Bangladés en Turquía aseguró que los musulmanes rohinyá regresarán a Birmania muy pronto.

El embajador de Bangladés en Turquía, Allama Siddiki, anunció que, durante los próximos dos años, Birmania recibirá a 750.000 musulmanes rohinyá los cuales han encontrado refugio en Bangladés.

En entrevista para la Agencia Anadolu en Estambul, Siddiki reveló que “hay un grupo conjunto de trabajo entre Bangladés y Birmania. Acordamos con Birmania que pronto empezarán la repatriación”.

“Dentro de dos años a partir de ahora, Birmania recibirá a casi todos los 750.000 refugiados rohinyá que están en Bangladés”, aseguró Siddiki.

A principios del mes pasado, Bangladés y Birmania finalizaron un acuerdo sobre los arreglos físicos para la repatriación de los rohinyá y acordaron enviar 100.000 refugiados a Birmania en la primera fase.

El proceso tomará cierto tiempo. Birmania aceptó recibir a 1.500 rohinyá por semana esperando regresar a 700.000 refugiados dentro de dos años.

Al principio, los rohinyá serán ubicados en un “campamento temporal” bajo el control de Birmania y después serán ubicados en una localidad.

Siddiki agradeció los esfuerzos de asistencia de Turquía y su postura con respecto a la crisis humanitaria en Birmania.

La postura de Turquía sobre los refugiados

Después del inicio de la crisis en agosto de 2017, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, "fue el primer líder musulmán en pronunciarse con todas sus fuerzas para encontrar una solución al problema”, comentó Siddiki.

“Apreciamos mucho el gesto y la reacción de Turquía y su pueblo ante este problema”.

El embajador también elogió a Turquía por ser el país que alberga el número más grande de refugiados. “También apreciamos en gran medida que Turquía sea hoy el país que da refugio a más personas en el mundo”.

“Es un tipo de lección que todas las personas del mundo deberían aprender. Cómo ayudar a las personas que lo necesitan”.

El cónsul general de Bangladés en Estambul, Mohammad Monirul Islam, por su parte, elogió a los medios de comunicación turcos por sus labores de reportería responsables y sensibles acerca de los refugiados en el mundo.

“Este rol constructivo y positivo de los medios en Turquía le ha dado una dimensión internacional a este problema”, aseguró Islam.

Desde que la brutal represión militar empezó en agosto en el estado de Rakáin en Birmania, han huido más de 656.000 personas en busca de refugio.

Los musulmanes rohinyá han huido por el operativo impulsado por las fuerzas militares birmanas (respaldadas por grupos budistas) contra ellos. El uso de fuerza desproporcionado de las autoridades logró desplazar a miles, destruyendo sus hogares con morteros y pistolas y matando a hombres, mujeres y niños.

La ONU ha documentado masivas violaciones grupales, asesinatos (incluyendo a bebés y niños), palizas brutales y desapariciones. Investigadores de Naciones Unidas indicaron en un reporte que tales violaciones pueden ser consideradas crímenes contra la humanidad.

De acuerdo con los reportes de Médicos sin Fronteras, entre el 25 de agosto y el 24 de septiembre, 9.000 rohinyá murieron en Rakáin.

Los rohinyás, descritos por la ONU como el grupo de personas más perseguidas del mundo, se enfrentan a crecientes temores de ser atacados después de que docenas fueran asesinados, víctimas de violencia comunitaria en el 2012. *Daniela Mendoza contribuyó con la redacción de esta nota.

Okuyucu Yorumları 0 yorum
Diğer Haberler