Colombia declara un nuevo humedal de protección internacional

La ciénaga de Ayapel, en el departamento de caribeño de Córdoba, estará desde este viernes bajo la Convención Ramsar.

Este viernes el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de Colombia designó la ciénaga de Ayapel, en el extremo nororiental de Colombia, como nuevo humedal de importancia internacional protegido bajo la Convención Ramsar.

La Convención Ramsar es un tratado que busca la conservación y uso racional de los humedales del mundo. El 90% de los miembros de Naciones Unidas, incluido Colombia, participan en él.

El evento se realizó en el Día Mundial de los Humedales, que se celebra cada año el 2 de febrero para crear conciencia acerca del valor de estos para el planeta.

En la designación participaron la Corporación para el Desarrollo Integral de la Ciénaga de Ayapel, CorpoAyapel; la Corporación Autónoma Regional de los Valles del Sinú y del San Jorge CVS, la Gobernación de Córdoba y la alcaldía de Ayapel.

Otras entidades como la Universidad de Antioquia, la Universidad de Córdoba, WWF, el Fondo Adaptación, Conservación Internacional, Wildlife Conservation Society (WCS por sus siglas en inglés) y las Fuerzas Armadas también llegaron al municipio para el evento.

El Ministerio resaltó que el país completó 10 humedales bajo esta categoría, que ocupan una extensión de 1.046.225,5 hectáreas.

Estas hectáreas son apenas un pequeño porcentaje de los humedales que tiene Colombia. El Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt encontró que hay más de 30 millones de hectáreas de humedales. Eso corresponde al 26% del territorio continental e insular del país. De los 1122 municipios de Colombia, 1100 tienen humedales.

"Es urgente empezar a darle esa visibilidad a los ecosistemas de humedal como importantes y empezar a empoderar a las comunidades locales alrededor de estos ecosistemas para que tengan un mejor manejo”, le dijo a la Agencia Anadolu Ronald Ayazo, investigador del Instituto Alexander von Humboldt, quien trabaja en la zona en procesos de rehabilitación del ecosistema anfibio.

Ayazo explicó que el sistema cenagoso de Ayapel posee una rica biodiversidad y servicios ecosistémicos que deben ser preservados. Tiene 148 especies de mamíferos, 194 especies de aves, de las cuales 64 son migratorias, así como un gran número de peces y vegetación.

Por esta razón expertos resaltan la importancia de que esta iniciativa se extienda hacia la zona que rodea la ciénaga de Ayapel. La región es conocida como la Depresión Momposina y tiene, entre otras maravillas, los canales de la cultura prehispánica indígena Zenú, que podrían ser protegidos por la Unesco.

(AA)

YORUMLARI GÖR ( 0 )
Okuyucu Yorumları 0 yorum
Diğer Haberler