Consejero de Seguridad británico dice que Rusia espió a los Skripal

El embajador ruso en Londres acusa al Reino Unido de violar la Convención de Viena.

Consejero de Seguridad británico dice que Rusia espió a los Skripal

Rusia vigiló a su ex espía Serguéi Skripal y a su hija desde por lo menos cinco años antes del envenenamiento que dejó a ambos en condición crítica, informó el Consejero de Seguridad nacional del Reino Unido este viernes.

Mark Sedwill también envió una carta al secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, diciendo que Rusia había probado anteriormente si las chapas de las puertas podían ser usadas para envenenar con agentes neurotóxicos.

La carta de Sedwill al jefe de la OTAN detalla las bases legales que tiene el Reino Unido para considerar a Rusia responsable del supuesto envenenamiento contra Skripal y su hija Yulia en la ciudad de Salisbury, Inglaterra, el pasado cuatro de marzo.

Sedwill dijo que “solo Rusia tiene los medios técnicos, operacionales y el motivo” para llevar a cabo ese tipo de ataques.

Señaló que, basándose en inteligencia británica, los rusos desarrollaron un agente neurotóxico de última generación llamado Novichok y recopiló una pequeña cantidad de la sustancia durante la última década.

Científicos de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) confirmaron el jueves que Novichok fue usado en el envenenamiento de Salisbury.

La agencia dice que el análisis de las muestras tomadas de Skripal y su hija y un detective que también resultó afectado por el agente neurotóxico confirma la visión del Reino Unido sobre el incidente.

El arma química usada en Salisbury era de “alta pureza”, afirmó la agencia.

Serguéi Skripal, de 66 años, y su hija, Yulia, de 33, fueron enviados al hospital tras ser encontrados inconscientes en un parque de Salisbury.

“El señor Skripal y su hija fueron envenenados con un tipo de agente neurotóxico militar desarrollado por Rusia, específicamente del grupo Novichok”, dijo la primera ministra británica, Theresa May, después del ataque.

El incidente fue comparado a la muerte del ex agente de la KGB, Alexander Litvinenko, tras tomar té radiactivo en el 2006. Ex guardaespaldas de la KGB identificados como sospechosos negaron estar involucrados en el asesinato.

“Rusia tiene un historial de llevar a cabo asesinatos patrocinados por el Estado”, dijo Sedwill.

“No existe una explicación alternativa”, añadió.

También el viernes, el embajador ruso en el Reino Unido, Alexander Yakovenko, llevó a cabo una rueda de prensa para cuestionar las conclusiones británicas sobre el incidente.

Yakovenko también dijo que el rechazo a sus peticiones de otorgar ayuda consular a Yulia Skripal, ciudadana rusa, viola la Convención de Viena.

“No se nos permite visitar a nuestros ciudadanos, hablar con doctores, no tenemos idea de qué tratamiento reciben los ciudadanos rusos”, expresó.

“No podemos estar seguros que la negación de Yulia de vernos es genuina. Tenemos todos los motivos para considerar este tipo de acciones como el secuestro de dos ciudadanos rusos”, agregó.

Yulia Skripal fue dada de alta a principios de esta semana, tras permanecer bajo tratamiento en el hospital por más de un mes.

El Hospital Distrital de Salisbury dijo que Serguéi Skripal permanece en el hospital, pero muestra señales de mejora.

Skripal recibió asilo en el Reino Unido en el 2010 después de un intercambio de espías entre Rusia y Estados Unidos. Antes de esto, cumplía una condena de 13 años en prisión por divulgar información a la inteligencia británica.

Reino Unido impuso una fecha límite para que Rusia explicara qué tipo de agente neurotóxico fue usado en el ataque, pero no dio respuesta.

Una expulsión global de diplomáticos rusos se dio después de la expulsión de 23 diplomáticos rusos del Reino Unido.

La OTAN y la Unión Europea apoyaron al Reino Unido y rechazaron el ataque.

*Ahmed Fawzi Mostefai contribuyó con la redacción de esta nota.

YORUMLARI GÖR ( 0 )
Okuyucu Yorumları 0 yorum
Diğer Haberler