Estudio evidencia la intolerancia de los colombianos en redes sociales

El 20 % de las conversaciones que se generan en redes sociales sobre las campañas presidenciales en Colombia tienen un componente de agresividad verbal.

El anonimato y las redes sociales son dos palabras que propician la conversación política de intolerancia en la sociedad colombiana. Así lo confirmó un estudio auspiciado por la Misión de Observación Electoral de Colombia (MOE) que detalló que el 20 % de las conversaciones que se generan en el escenario digital sobre las campañas presidenciales tiene un componente de agresividad verbal.

Para el estudio se analizó un total de 8’188.417 menciones en Facebook, Twitter, Instagram y blogs, en el periodo comprendido entre enero y marzo del 2018. El informe reveló que 1’509.483 de estos mensajes tienen contenido intolerante que conduce a la polarización, es decir uno de cada cinco mensajes.

Las palabras que más se mencionan en estos mensajes de ataque son “Farc” con el 34 %, seguido de “corrupción” con el 26 %, “castrochavismo” con el 24 % y “paramilitarismo” con el 7 %.

El análisis de los mensajes evidenció que el nombre del candidato y jefe negociador del Gobierno colombiano en el proceso de paz, Humberto de la Calle, va ligado, por lo general, a la palabra Farc, mientras que el candidato de Cambio Radical, Germán Vargas Lleras, va ligado a la palabra corrupción.

Según los datos, la mayor cantidad de menciones de intolerancia en las redes sociales ocurrió cuando atacaron a Rodrigo Londoño, alias ‘Timochenko’, excandidato a la Presidencia por la Farc, en Armenia y Cali; en los ataques al senador Álvaro Uribe en Popayán y los ataques a la campaña presidencial de Gustavo Petro en Cúcuta.

Bogotá, Manizales, Armenia, Pereira, Medellín e Ibagué son las ciudades que concentran mayor volumen de menciones con conversaciones intolerantes.

También se destacó que los candidatos han hecho uso de estos canales para atacar a sus oponentes. Los aspirantes Germán Vargas Lleras y Gustavo Petro ocuparon el primer lugar con el 23% y el 22% de mensajes intolerantes que surgen desde sus redes oficiales.

La directora de la Misión de Observación Electoral Internacional, Alejandra Barrios Cabrera, comentó que este estudio, hecho con la asesoría de Acceso, agencia internacional experta en análisis de redes sociales, se desarrolló como ejercicio social para abrir el debate sobre los límites que deben tener las personas para atacar a otros en redes sociales.

“¿Cuáles son los límites en las redes sociales? Si yo me salgo de las redes sociales, hay algo que se llama injuria y calumnia y tiene una responsabilidad penal, pero también cívica. En este nuevo escenario digital, ¿qué límites hay para inventar información sobre una persona y no asumir ningún tipo de responsabilidad? El debate político se debe hacer con la verdad”, aseguró Barrios.

El anonimato también es un componente determinante que impulsa a las personas a hablar de manera violenta en estos canales de comunicación, señaló la directora de la MOE. “Claramente en un país como Colombia o en otros países de América Latina hay determinadas denuncias contra la clase política o empresarial que se deben hacer de manera anónima. La MOE recibe esta información, pero esto también implica un alto grado de responsabilidad por parte de la persona que revela la información", agregó Barrios.

Finalmente, los resultados evidenciaron que a medida que se acercan las elecciones, los mensajes de odio, intolerancia y polarización aumentan. En enero se registraron 135.667 menciones, en febrero 238.573, mientras en marzo (mes de las consultas de izquierda y derecha) se alcanzaron picos de 300.000.

Para mayo, mes en el que se realizan las elecciones presidenciales en primera vuelta en Colombia, se espera un aumento significativo en este tipo de conversaciones.

Okuyucu Yorumları 0 yorum
Diğer Haberler