Indonesia exige investigación por muerte de un migrante en Malasia

La indonesia Adelina Lisao, de 21 años, fue encontrada muerta, al parecer, como resultado de haber sufrido abuso por parte de sus empleadores.

De acuerdo con la ministra de Asuntos Exteriores de Indonesia, Retno Marsudi, la muerte de la ciudadana indonesia Adelina Lisao, una migrante que trabajaba en Malasia, es “inaceptable”.

Lisao, de 21 años, fue encontrada muerta en el hogar de sus empleadores en Penang, Malasia, al parecer, como víctima de abuso.

Los documentos elaborados por la policía registran que la cabeza y la cara de la víctima estaban inflamadas y que también tenía heridas en su mano y piernas. La autopsia declaró que Lisao murió como resultado de fallas en sus órganos, causados por la anemia.

Marsudi declaró que su gobierno hará un seguimiento de cerca a los procedimientos y trabajará en conjunto con las autoridades de Malasia para asegurar que se haga justicia para la familia de la víctima.

“Brindaremos una asesoría legal y nos aseguraremos que se cumplan por completo los derechos de nuestros ciudadanos”, aseguró la ministra.

Las declaraciones de la ministra fueron compartidas de igual forma por el ministro de Recursos Humanos, Hanif Dhakiri, sugiriendo que los empleadores de Lisao “tienen que asumir su responsabilidad”.

Los empleadores, un par de hermanos que rondan los 30 años de edad, fueron detenidos en Malasia y están siendo investigados por la muerte de Lisao.

La organización no gubernamental Migrant CARE reportó que el caso de Lisao se suma a un alto número de casos de trabajadores indonesios que han muerto en el exterior.

“Solo en 2017, 62 trabajadores migrantes de las islas menores de la Sonda oriental, Indonesia, murieron en el extranjero”, informó el director de Migrant CARE, Wahyu Susilo.

“Los representantes indonesios en Penang y Kuala Lumpur indicaron que ella era una trabajadora indocumentada, pero esto no debería ser un impedimento para que ellos investiguen esto”, exhortó Susilo.

De acuerdo con la Asociación Indonesia de Servicios de Mano de Obra, hay más de 200.000 nacionales indonesios que están trabajando como empleados domésticos en hogares de Malasia.

Tras presentarse una serie de casos de abuso de alto perfil, Indonesia prohibió a sus ciudadanas en 2009 trabajar en Malasia. Sin embargo, la restricción fue removida tres años después cuando los dos países acordaron brindar más protecciones a sus trabajadores.

En 2014, una pareja de Malasia fue condenada a sentencia de muerte por matar de hambre a su empleada indonesia.

*Daniela Mendoza contribuyó con la redacción de esta nota. ​

Okuyucu Yorumları 0 yorum
Diğer Haberler