Industria de autopartes de Mercosur, alarmada por acuerdo con Europa

Empresas y sindicatos piden más lentitud al desgravar las importaciones industriales de la Unión Europea. Temen que Mercosur facilite la llegada de productos manufactureros a cambio de cupo para exportaciones agrícolas.

Fabricantes de autopartes de Argentina y Brasil pidieron a sus gobiernos proteger la industria automotriz por más tiempo, de cara a la inminente firma del acuerdo comercial entre Mercosur y la Unión Europea (UE).

Diversos sindicatos, asociaciones y las principales empresas de autopartes de ambos países suramericanos firmaron una carta en la que piden a los negociadores estirar hasta 15 años el período de eliminación de aranceles a las importaciones.

“Es fundamental que haya un período de transición a la apertura comercial plena en 15 años, incluyendo en este período los primeros siete años de carencia de desgravación para iniciar la vigencia de las preferencias arancelarias. Es fundamental que la cadena de vehículos y sus partes tengan un mismo cronograma de velocidad de desgravación”, explica el mensaje dirigido al ministro de Producción de Argentina, Francisco Cabrera; su par de Brasil, Marcos Jorge de Lima, y a los titulares de las carteras de Relaciones Exteriores.

La petición pone en evidencia un desacuerdo entre el gobierno de Argentina y los industriales. Mientras Mauricio Macri ve el acuerdo comercial como una oportunidad de demostrar la reapertura económica de Argentina y atraer más capital extranjero, los industriales calculan los costos que implicaría traer productos europeos sin arancel.

Actualmente en Argentina los autos terminados tienen un arancel de 35%, la materia prima puede llegar a un impuesto del 12%, moldes y matrices 35%, y otras piezas tienen en promedio un 6,5%.

Michel Temer y Mauricio Macri afirman estar listos para firmar el acuerdo. Esperan hacerlo el próximo 26 de febrero, durante la cumbre de Mercosur en Asunción, antes de las elecciones en Brasil, escenario que podría complicar las negociaciones.

Uno de los últimos temas a negociar es la cantidad de carne que Mercosur podrá exportar a Europa. Este es un tema álgido ya que Francia tiene gran interés en proteger su mercado bovino. En los últimos días, los negociadores europeos se han mostrados más flexibles con las toneladas de carne que podrían entrar, pero bajo la condición de que la industria se desgrave más rápido.

Los fabricantes de autopartes temen que las negociaciones faciliten la llegada de autopartes del Viejo Continente a cambio de un mayor cupo de exportaciones agrícolas.

YORUMLARI GÖR ( 0 )
Okuyucu Yorumları 0 yorum
Diğer Haberler