Las claves de la consulta que marcará el futuro político de Ecuador

La consulta del próximo domingo busca impedir la reelección indefinida, prohibir que sentenciados por corrupción accedan a cargos públicos y transformar el quinto poder.

Las claves de la consulta que marcará el futuro político de Ecuador

El analista político y director ejecutivo del Centro Latinoamericano de Estudios Políticos (Celaep) de Ecuador, Sebastián Mantilla, le describió a la Agencia Anadolu las claves de la consulta del próximo domingo, en la que los ecuatorianos votarán a favor o en contra de siete preguntas que marcarán el futuro político del país.

Mantilla destaca que el punto más importante de la consulta propuesta por el gobierno del presidente de Ecuador, Lenín Moreno, es que busca fortalecer la institucionalidad del país después de 10 años de concentración del poder durante el mandato del expresidente Rafael Correa, y tras un crecimiento de la corrupción.

El experto explica que la consulta incluye cinco preguntas de carácter constitucional, que se definen como de referéndum, y dos que buscan transformar leyes y a las que se les describe como de consulta popular.

El analista asegura que las tres primeras preguntas del referéndum son las más importantes, ya que proponen transformaciones al sistema político ecuatoriano, y describe a las otras cuatro preguntas como seleccionadas para movilizar a la ciudadanía en temas que han impactado la opinión pública.

Las tres preguntas claves en la jornada electoral

Las tres preguntas claves en la jornada electoral del próximo domingo son la prohibición a corruptos de acceder a cargos públicos, la anulación de la reelección indefinida y el cambio en el método de nombramiento de los integrantes del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (Cpccs), que se define como el quinto poder en Ecuador. Los otros cuatro poderes son el judicial, el legislativo, el ejecutivo y el electoral.

El director del Celaep destaca que con la pregunta sobre la corrupción el Gobierno pretende responder a los escándalos como el del exvicepresidente Jorge Glas, acusado de recibir sobornos de Odebrecht.

"Es importante que se tome en cuenta este caso, y que los funcionarios que hayan sido sancionados por corrupción nunca puedan presentarse a una elección popular me parece positivo”, asevera Mantilla.

El académico indica que la pregunta sobre la reelección indefinida busca volver a las disposiciones de la Constitución de Montecristi, de 2008, la cual la prohibía. Para Mantilla, con esta medida el presidente Moreno intenta mejorar la democracia en Ecuador y evitar que su antecesor, Rafael Correa, aspire a la jefatura de Estado en 2021.

"Estudios como los de Freedom House muestran que los países que tienen reelección después de un mandato o por una sola vez son los que lideran las estadísticas de calidad de la democracia”, destaca el analista.

Los cambios en el Cpccs son claves porque se considera que fue un instrumento utilizado por Correa para nombrar a las principales autoridades de control en Ecuador como el fiscal, el contralor y el presidente del Consejo de la Judicatura, según el experto.

"Este quinto poder sirvió para cumplir aspiraciones políticas de Correa”, detalla Mantilla.

Las preguntas de la opinión pública

El analista del Celaep afirmó que las otras cuatro preguntas -dos en la consulta popular y dos del referéndum- son temas que impactaron a la opinión pública en Ecuador y con las que Moreno busca evitar que se le acuse de querer castigar a Correa.

"Las consultas populares se elaboran con un sentido político y si solo deja esas primeras tres preguntas mucha gente hubiese pensado que tenía una dedicatoria especial en contra del expresidente”, afirma Mantilla.

Las preguntas que completan las cinco del referéndum indagan sobre la opción de que nunca prescriban los delitos sexuales en contra de menores de edad, así como la prohibición sin excepción de la minería metálica en todas sus etapas, en áreas protegidas, zonas intangibles y centros urbanos.

Una de las preguntas de la consulta popular en la que se busca cambiar normativas se refiere a la derogación de la Ley Orgánica para Evitar la Especulación sobre el Valor de las Tierras y Fijación de Tributos, conocida como la Ley de Plusvalía.

El otro punto es sobre el incremento de la zona de protección ambiental en al menos 50.000 hectáreas y la reducción del área de explotación petrolera autorizada por la Asamblea Nacional en el Parque Nacional Yasuní de 1.030 a 300 hectáreas.

"Moreno ha incluido temas que molestan especialmente a Correa que con un cierto capricho el expresidente quiso imponer a la ciudadanía”, asevera Mantilla.

El profesor catedrático de la Universidad Sergio Arboleda de Colombia y experto en política latinoamericana, Manuel González, coincide con Mantilla en que el presidente ecuatoriano saldrá fortalecido de la consulta, en la que se perfila una victoria contundente del ‘sí' en las siete preguntas, lo que favorecería aún más la imagen favorable de Lenín Moreno, cercana al 70%.

"Las encuestas afirman que todas las preguntas están a favor del sí, con un 70% de aprobación. Se entiende que hay un rechazo hacia Correa”, le indicó González a la Agencia Anadolu.

El catedrático añade que la consulta responde a un intento del presidente Moreno de desmarcarse de su predecesor y de tratar de desmantelar el andamiaje institucional creado por Correa.

Un total de 13.026.598 de ecuatorianos están habilitados para votar el próximo domingo 4 de febrero. La votación comenzará a las 7:00 a.m. (hora local) y terminará a las 5:00 p.m.

(AA)

YORUMLARI GÖR ( 0 )
Okuyucu Yorumları 0 yorum
Diğer Haberler