Los habitantes de Guta Oriental se enfrenta al problema de los asentamientos

Los habitantes de Guta Oriental, que son evacuados al norte, tienen dificultades para obtener alojamiento y artículos de primera necesidad.

Los habitantes de Guta Oriental, que fueron liberados del asedio del régimen de Bashar al Assad en Siria, tienen dificultades para obtener refugio y artículos de primera necesidad.

Las personas que vivían en Guta oriental tuvieron que evacuar hacia el norte tras la intensificación de los ataques del régimen de Al Assad y sus partidarios, dicha migración aún continúa. Hasta el momento, más de 56.000 personas han tenido que abandonar el área.

Los habitantes del este de Guta Oriental visitaron primero los refugios temporales de Idlib y Alepo en el campo occidental, luego fueron relocalizados en el distrito de al-Bab en la región del Escudo del Éufrates. Sin embargo, debido a la continuación de las evacuaciones, no queda espacio en los centros de la región.

Abu Muhammad, del Centro de Refugiados Abrar en Idlib, le dijo a Agencia Anadolu que el régimen no estaba obligado a comprar ningún producto para la evacuación.

"En este momento necesitamos de todo para vivir, el precio de un kilogramo de azúcar en idlib es de 300 liras (casi un dólar)”, Abu Muhammad.

"Necesitamos colchones, almohadas, mantas, de todo"

Los centros de alojamiento temporal de las organizaciones no gubernamentales (ONG) no tienen suficientes abastecimientos para las personas, Abu Muhammad contó, "Vivimos en donde estamos sentados, sobre la alfombra. No hay ventanas. Necesitamos colchones, almohadas, mantas, de todo”.

"Las mujeres ni siquiera tienen los materiales más básicos necesarios"

Abu Ahmet, otro habitante en los campos, dijo que se sentía más seguro en Idlib que en Guta Oriental porque los precios de muchos productos eran mucho más bajos.

EL hombre relató, "Hay cosas baratas, pero no tenemos el dinero. No había vida en el Guta Oriental. Comimos pan de cebada 5 años. A pesar de eso, la gente se siente más cómodo cuando usted vive en su propia tierra". "Usamos baños comunes como ves, sin baldosas, con ventanas abiertas. Hace mucho frío. Las mujeres ni siquiera tienen los materiales más básicos necesarios. La gente quiere algo mejor, pero tienen que volver a sus casas para no pagar el alquiler", agregó.

"Necesitamos alfombras, electricidad o paneles solares"

Abu Rashid, también proveniente de Guta Oriental, declaró que, a pesar de las condiciones de bloqueo en la región, se vieron obligados a convertirse en adaptadores cuando descendían de su tierra natal.

Abu Rashid añadió, "Aquí, las ONG nos pusieron en sus centros de alojamiento temporal en primer lugar. Después, nos llevaron a otro lugar. Nuestra expectativa no es que sea buena, sino que podamos tolerar las condiciones. Necesitamos alfombras, electricidad o paneles solares".

La gente de Guta Oriental se trasladan a escuelas y mezquitas, Mohammad Tikko, responsable del Centro de Refugiados Abrar, dijo en la primera etapa los habitantes del Guta Oriental son ubicados en los centros de refugio temporal, cuando la cuota está completa se llevaban a las mezquitas, escuelas y una parte de ellas a las casas.

Tikko dijo que en los refugios temporales se proporcionan alimentos, agua potable y realizaron controles médicos en el punto de salud móvil.

"La situación financiera es muy mala"

Tikko dijo se necesitan áreas mayores que cubran las necesidades de las personas que ahora están en mezquitas y escuelas, "Las organizaciones no gubernamentales han ofrecido a las familias pagar el alquiler por dos o tres meses, pero las familias de Guta Oriental solo tienen la ropa que visten. La situación financiera es muy mala, así surgió la pregunta sobre como sobrevivirían después de dos meses".

Tikko sugirió que, "Las organizaciones no gubernamentales deben proporcionar servicios para reclutar artesanos y personas educadas para trabajar".

*Carolina Zúñiga contribuyó a la redacción de esta nota.

Okuyucu Yorumları 0 yorum
Diğer Haberler