Primera ministra británica habla de "interés nacional” en Siria

El Gobierno británico tiene el derecho a actuar sin consultar al parlamento, dijo Theresa May a líder de la oposición.

La intervención militar británica en Siria fue claramente “parte de nuestro interés nacional para prevenir el uso de las armas químicas en Siria”, dijo la primera ministra británica, Theresa May, este lunes.

May dijo que “confía en nuestra propia evaluación de que el régimen sirio fue responsable de este ataque y que su patrón de comportamiento significa que muy probablemente seguiría usando armas químicas”.

Sus declaraciones se dieron mientras informaba a legisladores en la Cámara baja del Parlamento británico sobre los bombardeos conjuntos con Francia y Estados Unidos del fin de semana, los cuales tuvieron como blanco los complejos de armas químicas del régimen de Al Assad.

“No podemos permitir que se normalice el uso de armas químicas, ni en Siria, ni en las calles del Reino Unido, ni en ningún lado”, dijo May.

“Las imágenes de sufrimiento son verdaderamente aterradoras”, comentó. “Familias inocentes, que buscan refugio en sótanos, encontradas muertas con espuma saliendo de sus bocas, sus párpados quemados y sus cuerpos rodeados de un olor a cloro”.

Niños luchando por respirar mientras los químicos ahogaban sus pulmones”, agregó la funcionaria.

“El hecho de que tal atrocidad puede ocurrir en nuestro mundo hoy en día es una mancha para la humanidad”.

May resaltó que “gran cantidad de información, incluyendo información de inteligencia, indica que el régimen sirio fue responsable del ataque”.

Líder de la oposición critica a May

May dijo: “relatos de libre acceso indican que se usaron bobas de barril para dispersar los químicos. Las bombas de barril por lo general son lanzadas de helicópteros. Varios reportes abiertos y de inteligencia indican que los helicópteros del régimen estuvieron operando sobre Duma en la tarde del siete de abril, poco antes que emergieran reportes en las redes sociales sobre un ataque químico. Y los oficiales militares sirios coordinaron lo que parece ser el uso de armas de cloro”.

“Ningún otro grupo pudo haber llevado a cabo este ataque”, dijo.

La primera ministra también señaló que los reporte sobre el último ataque químico en Duma son “consistentes con ataques anteriores del régimen. Estos incluyen el ataque del 21 de agosto del 2013, en el cual 800 personas murieron y miles más resultaron heridas durante un ataque químico también llevado a cabo en el suburbio de Damasco de Guta Oriental.

“Teniendo en cuenta el patrón de comportamiento del régimen y el análisis cumulativo de incidentes específicos, consideramos que es muy probable que el régimen sirio continuó usando armas químicas en por lo menos cuatro ocasiones desde el ataque en Khan Sheikhoun. Y creemos que continúa lanzando este tipo de ataques”, afirmó.

May dijo que el gobierno tenía que actuar de manera urgente y que tiene el derecho a hacerlo sin necesidad de consultar al parlamento.

“No podemos regresar a un mundo en el que el uso de armas químicas es normalizado”, añadió.

Mientras tanto, el líder de la oposición del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, criticó a May por no buscar el apoyo del parlamento antes de unirse a los bombardeos contra el régimen de Bashar Al Assad.

“Esta declaración sirve como recordatorio de que el primer ministro debe rendir cuentas al parlamento, no a los deseos del presidente de EEUU”, dijo Corbyn.

“Necesitamos una ley de poderes de guerra en este país, para transformar una convención ahora rota en una obligación legal”, dijo, añadiendo: “la acción es legalmente cuestionable”.

Investigación obstaculizada

May respondió a las críticas de Corbyn diciendo que el gobierno había publicado las bases legales para la intervención.

Fue justificado “para aliviar el sufrimiento humano” y ese argumento había sido “usado por los gobiernos de ambos partidos en el pasado”.

May dijo que la Organización para la Prohibición de Armas Químicas, OPAQ, no pudo realizar su investigación en Duma y que hay intentos de obstaculizar esta investigación.

Una encuesta de Sky Data, publicada el lunes, reveló que el 49% del público británico considera que los bombardeos fueron justificados. En la misma encuesta, el público estuvo dividido sobre si el gobierno tenía el derecho a no buscar aprobación parlamentaria para unirse a los EEUU y Francia en los bombardeos.

Más de 390 alegatos de uso de armas químicas en Siria han sido registradas por la OPAQ desde el 2014, dijo el representante británico ante el grupo.

“El régimen sirio tiene un record impresionante en el uso de armas químicas contra su propio pueblo”, dijo Peter Wilson, añadiendo que, el uso de armas químicas “se ha convertido en una ocurrencia muy común en el conflicto sirio”.

La declaración se dio durante la reunión del Comité Ejecutivo de la OPAQ tras los bombardeos.

Wilson dijo: “el mecanismo investigativo conjunto OPAQ-ONU encontró a Siria responsable de usar armas químicas en cuatro ocasiones entre el 2014 y 2017”

*Ahmed Fawzi Mostefai contribuyó con la redacción de esta nota

YORUMLARI GÖR ( 0 )
Okuyucu Yorumları 0 yorum
Diğer Haberler